Elsa Rossi Raccio

Página oficial

Divina Tuberculosis

"Divina" Tuberculosis

"Divina" Tuberculosis narra una historia original: la de la evolución de una enfermedad que fue terriblemente mortal, a través de su rastro en el arte. Por ese motivo podemos seguir de cerca, entre las páginas del libro, sus apariciones en novelas, óperas, poemas, letras de tangos, mientras causaba estragos en personas y personajes.

Pero no es una historia triste; la tuberculosis es abordada como la enfermedad romántica por excelencia, destino fatal de las heroínas de tantas obras; destino que les estaba fijado junto con la mezcla de ingenuidad, pobreza y amores contrariados.

Desde los protagonistas de La Traviata y Boquitas pintadas, hasta el triste fin de Chopin o Modigliani, la autora ha tenido el gusto por la investigación de un tema, al que le ha dado un enfoque tan peculiar como lo es el mismo título; desde el inicio vemos que la mirada de Elsa Rossi Raccio es la de la observación atenta, la que no pierde nunca el hilo conductor y sabe sacar, de entre la multitud de datos y lecturas especializadas, aquellos que hacen a la presencia del mal del siglo en las artes.

Desde Europa llega hasta nuestro país, más específicamente a nuestra ciudad, donde las letras de los tangos y las poesías de Carriego o Carlos de la Púa dan cuenta de aquellas muchachas que, "camino del taller" solamente tosían como signo inequívoco del mal, entonces incurable.

Hombres y mujeres cayeron bajo su traicionera celada; muchos fueron materia artística. De ellos trata este libro.

2009 - ediciones Puentes del Sur

Divina tuberculosis

Divina tuberculosis, vos fuiste
de otros tiempos fielmente inspiradora
y dificil es pensar que alguien te adora,
si la estela que dejaste es tan triste

A millones de vidas elegiste:
tu función era muy propagadora.
¿Pensaste alguna vez que el mundo llora
los estragos que otrora cometiste?

A poetas y escritores, vos seguiste
junto a artistas, vos fuiste iniciadora
de esa moda tan lánguida que ahora
la ciencia manifiesta que perdiste.

Divina eras antes y pudiste
con tu embrujo ser arrebatadora
de amores, y creías salvadora
de pasiones que a tu paso vos vertiste.

Elsa Rossi Raccio